Seguidores

6/03/2012

Cap. 62

Regan's POV
Sábado 26 de Mayo
9:00 P.M.

Nunca me considere una persona a las cuales les encanta pasar mucho tiempo al aire libre, pero esta es una ocasión que no me podía perder. ¿Por qué? Es mi campamento… con todos mis demás compañeros. En pleno bosque, en un lugar que yo considero que está en medio de la nada, hace frío, pero mientras permanezca aquí, sentado en un tronco, frente a la fogata, que me mantiene lo suficientemente caliento, puedo decir que sobreviviré a la noche. Estaba fumando un cigarrillo, los maestros no están al rededor. De pronto llegó Tony y se sentó junto a mi.
     –Hola –me saludó.
     –Hola –lo saludé. Él me volteó a ver–. ¿Qué? –le pregunté con una media sonrisa.
     –¿Me das un poco? –me preguntó.
     –Claro –le contesté, le pasé el cigarro, le dio una fumada y me lo devolvió.
     –Esto podría ser el final del clímax de nuestra amistad –murmuré.
     –¿Qué? –me preguntó confundido al escuchar que había dicho algo.
     –¿Qué de qué? No, nada –contesté.

Viernes 01 Junio
9:00 A.M.

Ha pasado una semana desde que mi vida como estudiante de preparatoria terminó; me doy cuenta de que realmente… ha pasado mucho tiempo. ¡14 años de educación pasaron como boom! Debo admitir que extrañaré mi colegio, extrañaré todas las personas que conocí, algunas irán a la misma universidad de que yo, otros se irán por diferentes caminos, tantas personas que conocí y que dejaré atrás, pero espero verlos algún día de nuevo, tal vez en la reunión que hacen siempre después de diez años, y entonces me pregunto: ¿que será de mi en 10 años? ¿Que trabajo tendré? ¿Estaré casado, con familia? ¿Seré un fracasado más? "La verdad es que no sabes que pasará mañana, la vida es un alocado camino y nada está garantizado". Pero será mejor que deje todas esas preguntas y emociones para después porque hoy es el día.
     Hoy es mi graduación. Me preparé, me duché y me miré en el espejo, lo único que puedo pensar en este momento es: Lo hiciste. Lo hice, jamás pensé que se acabaría, pero ya lo hizo. Ya terminó y puedo decir que fue una de las mejores épocas de mi vida, muchas personas no tienen la fortuna de poder decirlo, pero por suerte, ese no es mi caso. Lo disfruté y estoy agradecido de haber tenido la oportunidad de estudiar en un buen colegio, conocer personas que jamás olvidaré, y de  haberme preparado para tener un buen futuro.
     Bajé las escaleras y caminé hacia la cocina, puesto que hoy es un día especial, mi madre me ha preparado el desayuno, eso si que es algo… relativamente nuevo en ella. Cuando entré a la cocina, todos me estaban mirando, mi mamá, mi papá e inclusive Alexander tenía esa chispa en el ojo al verme, todos con una sonrisa de oreja a oreja, esperándome, pero hice cómo si no notara nada diferente.
     –Buenos días familia –saludé radiando felicidad. Pero ninguno me contestó, todavía tenían esa sonrisa que paso de ser amable, a verse un poco estúpida, cómo si le estuvieran sonriendo a la pared, pronto me sentí intimidado, me cruce de brazos y los observé un minuto–. Ah, va, ya entiendo porque va esto, pero realmente podrían parar de mirarme, me incomodan un poco –les pedí.
     –Mi bebé… –logró articular mi mamá y corrió a abrazarme–. Estoy tan orgullosa de mí.
     –¿De ti? –le pregunté confundido–. Bueno, está bien mamá –le dije cuando la abrazaba–. Pero todavía no estoy oficialmente graduado así que creo que podrías esperar un poco –dije riendo. Ella se separó de mi, yo me senté en una de las sillas de la barra, entre Alexander y mi papá, y mi mamá nos acercó nuestro plato. Los tres comenzamos a devorar nuestro desayuno–. Delicioso –elogié mientras llevaba otro bocado a mi boca.
     –No hables con la boca llena –me regañó mi mamá y me pasó una servilleta–. Y gracias.

11:40 A.M.

Es la hora. ¡ES LA HORA! Todos los alumnos de último grado nos vestíamos con nuestra toga y birrete, preparados para escuchar discursos, recibir reconocimientos, y, por fin, graduarnos. La ceremonia se llevaría a cabo al aire libre, en la cancha de fútbol americano, dónde había pasado innumerables horas entrenando, donde había jugado contra otros colegios sin rendirme, donde había visto a Jade caer durante la practica de animadoras, ese día fue algo especial porque después de llevarla a su casa, supe que quería estar con ella en algo más serio, y de las millones de decisiones que he hecho, ésa es una de las cuales no me arrepiento, y son pocas, debo decir.
     Volteé a hacia las gradas, dónde todos los familiares y amigos de los graduados estaban esperando, igual de ansiosos; busqué y encontré a Jade entre los muchísimas rostros que abarrotaban las gradas, y le sonreí, agité la mano para que notara que estaba ahí, ella reaccionó y también me sonrío, se besó la mano y después me señaló, yo hice cómo que atrapaba el beso en el aire, y entonces me señalé los ojos, después forme un corazón con mis manos y la señalé, significa te amo. Ella pareció captar el mensaje, y estaba apunto de hacer algo más, o eso parecía, pero alguien me jaló e hizo que la perdiera de vista.
     Durante este tiempo, pase de estar sentado junto con los demás alumnos, a estar frente a ellos, presentando un discurso. Me aclaré la voz para comenzar a hablar y comencé con una voz grave:
     –Tú di el discurso, dijeron, será como cantar en la ducha, dijeron –Un poco de humor para calmar mis nervios, algunas personas sonriendo, me aclaré la voz de nuevo, tragué saliva y continúe–. Primero que nada, es un honor estar aquí, quiero agradecer a todos los directivos presentes –y los señalé con la mano–. A los maestros que dieron su mayor esfuerzo para hacernos personas más… civilizadas –las personas rieron, y eso no estaba en mis planes, me desconcerté por un momento, pero decidí proseguir–. A nuestros padres que pasaron tantos años de su vida criando al niño más malagradecido, al menos en el caso de los míos –mencioné y los volteé a ver, estaban sonriendo, las personas rieron de nuevo–. Y también a mis compañeros, nuestra generación debe ser la mejor generación de todas, especialmente porque estoy yo –bromeé, y ahí estaban, algunas risas y aplausos por parte de mis compañeros–. La verdad es que no tengo idea de cómo se sienten en este momento, ni siquiera yo sé como me siento, ha transcurrido tanto tiempo, muchos hemos estado aquí desde la eternidad. De hecho, mi peor miedo es que muchos de ustedes me recuerden de esa época –dije sonriendo–. Recuerdo que el primer día le lancé una silla a otro de los niños, por suerte, éste se distrajo al ver una mosca pasar y la esquivó, –Platiqué con una gran sonrisa–. Me pregunto si aquel chico me sigue odiando, ni siquiera sé si está aquí...
     –¡Era yo, Price! –me gritó un muchacho desde entre los alumnos.
     –¡Vaya, miren, allí está! –exclamé señalando–. Lo siento, por cierto...
     –¡Catorce años es muy tarde, pero disculpa aceptada! –me gritó.
     –Que bien –dije riendo, después me aclaré la garganta para proseguir–. Si, durante este largo tiempo, tuve muchas complicaciones, el Cielo sabe que no he sido un santo, y me confieso frente a mis papás el día de hoy, no soy tan perfecto como ellos creen que soy, en serio, pregunten a mis maestros cuantas veces fui a parar a la dirección del director, seguramente él está pensando: ¿Pero cómo han dejado que éste sea el alumno que dará el gran discurso?. –murmuré y después reí–. Pero esto ya es punto y aparte –aclaré–. Nosotros no somos tan buenos como podríamos ser, tampoco como deberíamos ser, pero una cosa les garantizo: somos mejores de lo que solíamos ser –sentencié y la gente aplaudió–. Cuando éramos menores teníamos que aguantar miradas por parte de los mayores, que ahora somos nosotros; luchar con esta anormal obsesión con ir al baño y la desesperación interna que nos daba cuando la maestra nos prohibía ir, es decir, siempre –dije y algunos maestros y alumnos rieron–. Y en casa, luchábamos por más libertad y no sé olviden de cuando nos peleábamos por quien sería nuestra pareja para la clase de geometría, pero este es el punto: deberíamos prestar más atención de con quien nos juntamos, algunas veces nos olvidamos que nuestros verdaderos amigos andan por ahí, sufriendo, pasando por situaciones verdaderamente difíciles. Y el día en que dejemos de pensar en nuestros propios problemas, y nos fijemos en los demás, el día en que dejemos de ser egoístas; el día en que dejemos pasar las opiniones negativas de otras personas, y sepamos evadir el impacto que éstas tienen en nosotros; el día en que dejemos de dibujar barreras entre nosotros y a los que consideramos "diferentes", ese día habremos crecido como personas –de nuevo, la gente aplaudió, para ser sinceros, había practicado esto tantas veces que creo que me lo había aprendido de memoria–. Nosotros, como próximos adultos jóvenes, debemos de tener la madurez necesaria para poder extender una mano a esos que más necesitaban ayuda; pues cuando tu sabes que una persona está pasando por tiempos difíciles y no te acercas porque no le tienes la suficiente confianza y piensas que esa persona te rechazará, créeme, a esa persona no le importa si eres muy cercano o no, sólo está buscando un hombro en el cual llorar, una persona con la que pueda contar. Tenemos que darnos cuenta que al final, todos estamos buscando la misma cosa: un amigo con el cual reír, con el cual llorar y uno en cual confiar –hice una pausa–. Y creo que esa es la enseñanza más grande que me estoy llevando de este lugar –seguí parloteando unas cosas más durante unos minutos–. De esto fue el último año: asesoramiento y un sin fin de aplicaciones para universidades. Haber perdido todo nuestros privilegios escolares porque no nos pudo haber importado menos lo que el reglamento decía, pero la mejor parte del final, fue nuestro campamento, esa noche todos tuvimos la oportunidad de hablar con honestidad, nos confiamos lo suficiente para confesar nuestros más grandes temores, nuestra mayor vulnerabilidad. Hablamos sobre culpa, enojo, vergüenza, lloramos porque un amigo nos traicionó; nos atrevimos a confesarle a los demás como se siente que tu vida fuera como una mentira, o cómo se siente ser "invisible"; descubrimos que no somos los únicos que inventan excusas del porque te quedas sólo en tu habitación durante una noche de sábado; en lugar de insultarnos los unos a los otros, finalmente nos atrevimos a entender a la persona que estaba ahí sentada, al fin lo entendimos: que no sólo podemos herir a los demás, también los podemos sanar. Aprendimos lo increíblemente duro que puede llegar a ser herir a alguien una vez que realmente lo conocemos y que no importa lo que quedó detrás o lo que esté por venir, nos tenemos los unos a los otros. Este es el núcleo de nuestra historia, no sólo sobre capacidades profesionales, o talentos artísticos, no es sólo sobre nuestra tercera aplicación para la universidad –mencioné y los alumnos se rieron–. Es sobre nuestras diferencias que tuvimos que invertir en orden para reunirnos; es sobre nuestra habilidad para trasladar los rencores y conectarnos a pesar de cómo solíamos ser. Éste será el regalo que nos llevamos de aquí y que le daremos al mundo: el entendimiento de que nuestra capacidad de empatía y la habilidad para crear duraderas amistades son las más nobles y notables cualidades que tenemos como seres humanos. Puede ser que para muchos de ustedes, este entendimiento llegue demasiado tarde; sé que hay demasiada gente aquí presente que tuvo que lidiar con lo peor de nosotros; sé que hay partes de esta historia de las que no están orgullosos, para ellos que se sintieron solos y maltratados, que han estado en las esquinas esperando por el día en que pudieran dejar este colegio y comenzar de nuevo: lo siento –hice una larga pausa–. Tal vez aprendimos demasiado tarde, pero espero que confíen en que su experiencia ha servido como una lección para los demás, espero que perdonen –hice una pausa aun más larga, haciendo contacto con cada alumno que se atreviera a mirarme directamente a los ojos–. Y mi última esperanza para todos nosotros, es que podamos continuar aprovechando este regalo para el mundo tal y como lo hemos hecho este año –me aclaré la garganta–. Piensen en todo el rechazo al negar el haber fallado y en lugar de eso, haber inspirado el orgullo. Porque puedo ver, inclusive en mi, compasión que sé que no teníamos muchos años atrás. Sé que me han ayudado en infinitas cosas, cómo cuando las chicas me maltrataban –bromeé y todos se rieron, aunque algunas chicas hicieron muecas de disgusto–. Me decían que no olvidara cuanto es lo que valgo; cuando necesitaba un segundo hogar porque no sabía como lidiar con mis padres –y entonces reí–. Siempre me brindaron un lugar al donde ir; cuando inclusive vi mis sueños evaporarse, me recordaron que nunca, jamás, gasté un segundo de mi tiempo. Y por todo esto les agradezco, no importa lo que pase mañana, recuerden que juntos escribimos una historia de esperanzas, logros, y la capacidad para la entrega, y juntos seguiremos escribiendo la historia de la clase 2012 con coraje que podemos tomar de nuestros fallos al haber intentado, y también, al haber triunfado –me detuve y sonreí–. Gracias y felicidades –terminé. Los presentes se levantaron espontáneamente de sus asientos para aplaudir y chiflar.

Durante la entrega de diplomas, me llamaron de nuevo, y subí al escenario jovialmente. Sonreí a mis padres que lo estaban grabando todo en video y los saludé. También vi a Jade junto a ellos, y le guiñé un ojo, y Alexander, aplaudiendo y gritando. Cuando la entrega de diplomas terminó, el director dio el cierre y fue momento de lanzar nuestro birrete al aire. El cielo azul como él mismo se llenó, de puntos negros con amarillo, hasta que los birretes volvieron a caer, yo atrape el que fuera, y comencé a abrazar a conocidos, nos felicitábamos y despedíamos al mismo tiempo.
     Me encontré con uno de los amigos del equipo de fútbol.
     –¡Lo hicimos! –gritamos todos al mismo tiempo.
     Nos dimos un abrazo grupal y en eso llegó mi mamá para comenzar a tomar más fotos. Sonreímos, posamos, sostuvimos nuestro diploma en alto, y yo mi reconocimiento por haber mantenido calificaciones altas durante… siempre. Perseverancia porque fue uno de los pocos alumnos que se quedó en este lugar desde preescolar hasta el día de hoy. Me tome una foto con papá, una con Alexander, una con Jade, y en fin, una con todos. Después de la pequeña sesión, mis padres se acercaron, me abrazaron y felicitaron.
     –Estamos muy  orgullosos de ti –me dijo mi papá.
     Lo cual me hizo feliz, siempre trabajé para escuchar eso, y por fin lo hice.
     –Gracias por todo –les agradecí y los abracé al mismo tiempo. En eso llegó Jade y me separé de ellos–. Vengo en un momento –les dije y entonces caminé hasta Jade, quien sin dudarlo, saltó sobre mi, sofocándome en un abrazo, para después, fundirnos en un beso–. Te quiero –le dije mirándola a los ojos.
     –No, yo te quiero –me dijo, y no tardé en darme cuenta de que su rímel se había corrido–. No puedo creer que este año haya terminado tan rápido –lloriqueó.
     –Ey, un año más, y después no nos volveremos a separar –traté de animarla–. No llores, y pasé mi mano por su mejilla para limpiar las lagrimas.
     –Para siempre –me recordó.
     –Una y otra vez –completé–. No importa dónde, cuándo, cómo, pero lo único que sé es que quiero estar contigo para siempre –ella me sonrió–. Nada puede separarnos y lo sabes –le dije. Sé que a ella le duele que el siguiente año, más bien, en aproximadamente dos meses no estaré con ella, probablemente hasta las próximas vacaciones de invierno, para después regresar, y entonces hasta las de verano de nuevo, si, será un largo año. Espero que ella no decida… seguir adelante sin mi. Entonces vi a Tony acercarse por detrás de Jade–. Oye, ahora vuelvo, tengo un asunto pendiente con Tony –le informé.
     –¿Han resuelto las cosas? –me preguntó con una sonrisa en su rostro–. Ve –me dijo, me besó rápidamente y después me dejó ir. Caminé hacia dónde Tony y él me sonrió, ofreciéndome una mano. Yo lo miré, sonreí y la estreché.
     –Entonces… ¿amigos? –pregunté para cerciorarme.
     –Amigos –confirmó–. No creías que estaría enojado contigo para siempre –me dijo.
     –De hecho si consideré esa parte –le contesté riendo, él sonrió.
     –¿Sabes? Tal vez me quede un año por aquí, cuando tu estés lejos y Jade decida que está cansado de estar sola… yo estaré cerca –me dijo. Yo me quede helado ante su revelación y entonces él sonrió, rompiendo el silencio y la tensión que había formado–. Estoy bromeando. En realidad estoy considerando otras opciones –me comentó.
     –Deberías venir con nosotros –le sugerí. Hunter también irá el siguiente año –comenté.
     –Yo… no lo sé –dudó un momento–. La verdad es que no… quiero.
     –Oh… bueno, entiendo…
     –Aunque no es por ti –se apresuró a decir–. Las cosas están bien, sólo que estoy harto de California.
     –¿Qué quieres decir? –le pregunté.
     –Una sola palabra:  –me dijo–. Hogar.

——————————————————————————————————



Antes que nada, recuerden que siempre respondo sus comentarios hasta el final, así que sigan leyendo si quieren saber que les dije o eso. jaja

You're walking in the woods, there's no-one around and your phone is dead. Out of the corner of your eye you spot him.
SHIA LABEOUF.
He's following you, about 30 feet back. He gets down on all fours and break into a sprint. He's gaining on you.
SHIA LABEOUF.
You're looking for your car, but you're all turned around. He's almost upon you now. And you can see there's blood on his face. My god, there's blood everywhere!

Shia Labeouf Actual Cannibal. Jajaja. Deberían escucharla, yo morí la primera vez que la escuché, pero no se preocupen, resucite (? Este capitulo y lo siento por el largisimo discurso que parece ser poco una vez en publicado en el blog pero en Text Edit llenó toda una página, pero bueh, es algo que Regan tenía que decir, aunque él realmente no lo siente de esa manera, por un momento pareció enfocarse en lo que Tony sentía y de alguna manera se disculpó con él. O eso es lo que yo me imaginé cuando lo escribí, por cierto, con ayuda de mi mamá porque no soy buena con discursos :S Y ella me ayudo un poquitín, okay, me ayudo mucho para este cap.
 Ah, y la frase de "La verdad es que no sabes que pasará mañana, la vida es un alocado camino y nada está garantizado" es de Eminem. Hay que tomarnos otro tiempo para admirar a Marshall Bruce Mathers.



Y no se me olvida la respuesta a los comentarios.

Ale: Concuerdo contigo. :) Y que bueno que te gustara.

Maryi Montero: ¿Entonces de quién te lo esperabas? Jaja, Jade no entra en las opciones porque bueno, ella practicaba abstinencia y es muy conservadora respecto al tema. Alexandra sólo lo haría con Liam para ser sinceras; y Emma no tiene a nadie más que Isaac. Jaja, bueno, y Hunter tenía que desahogarse y bueno, tiene problemas con la ira, es por eso que lo matricularon en el internado después de salir de rehabilitación. ¡Y lo sé! ASDFGHJKL Hunter es un chico malo, pero tierno y comprensible cuando la situación lo requiere.

Last Time Around: ¡Hola!, ya extrañaba tus comentarios :p Yo también necesito ponerme al corriente con tu nove! Espérame por ahí en cualquier día de estos te comento. Tal vez me tarde un poco porque estoy en semana de examenes, y ENLACE y ahasafasiufahoilsudfgasikdulijaoshsaodsuadl. Pero trataré de ponerme al corriente esta semana.

Andrea: ¡HOOOOLAAAAAA! Con que nueva, eh? Déjame te doy un Tour por el maravilloso mundo de PWR... ok no . _. jaja ¡JSADNASULDNSAD! Gracias gracias gracias! Para que no te metas un día si y uno no al blog, te digo que publico casi cada semana o pasan un minimo de 3 días antes de que publique el siguiente cap :p jaja y no te preocupes, me encantan los comentarios largos! No importa si dicen loqueras o no! Jaja, y sí, bueh, Hunter ha aprendido a... contener sus emociones pero esa vez fue una de las veces donde simplemente explotó... Y bueh, entonces por ahí nos leemos, adiós! :) 

Tal parece que a alguien no le gustó porque le puso aburrido, bueh, todos tienen sus gustos, ¿verdad? Aunque se siente feo que te pongan eso :/ pero bueno, para algo está el botón de aburrido, sin mencionar el botón de cerrar pestaña...
Y por otra parte, estaba revisando todos los caps de la nove (de esta nove) sólo para recordar algunas cosas y me di cuenta de que pronto casi todos los capítulos tienen un aburrido. Hay que ser claros aquí, si la persona que le puso aburrido a todos los caps, ¿en serio crees qué vale la pena seguir leyendo los capítulos? Si de 10 capítulos sólo 1 te gustó, entonces no creo que sea buena idea seguir leyendo algo que no te gusta, pero ya saben:


6 comentarios:

Cammy Wickedness dijo...

Hola!!
Soy camila, es la primera vez que comento pero llevo leyende tu blog desde hace mucho tiempo y me encanta *-*
Porfa sigue escribiendo y intentaré comentar más seguido c:
Bye, cuídate c:

AlejandraSweetHeart dijo...

Me encantó!!
Quiero ya más caps!!
Hacía siglos que no comentaba, y me siento mal, pero es que estoy en finales, y puff...
Bueno, que te sigue leyendo, no lo dudes.
Besos.

Ale dijo...

Ow me emociono tanto el capitulo, casi llore porque me hizo acordar cuando dieron el discurso en mi graduacion, pero en la de primaria je. no puedo creer que jade y regan se van a separar por un año! pero en fin, estuvo buno :)

Maryi Montero dijo...

Sonara loco, pero ese capitulo me dieron ganas de llorar (pero de las lagrimas buenas), hojala no se valla Tony, pero bueh es verdad el merece ir a su verdadero hogar...Estuvo increible!!! :)

Miracles dijo...

Bieeeeeeeeeen,aqui otra vez.Mar! sino lo viste,aaaaaaaanda ya! a leer el comentario que hice en el capitulo 61,quiero que lo leas :3
Ok,este capitulo,genial! me gusto el discurso de Regan,estuvo bueno :) y me causo gracia lo de las disculpas hacia ese chico JAJAJAJJAAJ,14 años despues,paaaaabre.
Y lo de Tony,no lo puedo creer.Vuelve a su casa? a su lugar..buenisimo.Haber que onda..
Bien,este comentario no fue tan largo,dado que en el capitulo 62 comente mas cosas,mepa.
AAAAAAAAAAAAAAAH,me olvidaba ayer,agarre el cel y dije: VAMOS A LEER EL BLOG NUEVO DE MAR,y lo lei.AME,y eso que fue el 1er capitulo,asi que ya sabes.Espero el segundo! y en cuanto a lo de los aburridos,no les hagas caso.Estoy de acuerdo con vos,sino les gusta que no lean.
PD.Tengo 13,y cumplo 14 este 5 de agosto,u? era la respuesta a tu otra entrada :B j3j3.
Ahora si,te dejo! Besooooooooote lindu♥

AlejandraSweetHeart dijo...

Una pregunta, ¿qué programa tienes para hacer lo de las imágenes?
Besos.