Seguidores

5/30/2012

Cap. 61

Hunter's POV
Sábado 28 de Abril
9:30 P.M.

Falta poco para que el baile terminara y las cosas iban bastante bien, bueno, como siempre, no van tan bien como yo esperaba, pero no me quejo. Meghan me tomo de la mano y me sacó del gimnasio. Corrimos por los pasillos hasta que se detuvo en el que estaba cerca de las duchas.
     –¿Quieres hacer algo divertido? –me preguntó coqueta mientras me acorralaba contra la pared.
     –Pensé que tenías otra cita esta noche –le contesté pero no me negué, y creo que fue justamente lo que ella entendió. Me agarró de la mano y entramos a las duchas–. ¿Qué? ¿Lo haremos aquí? –le pregunté.
     –Será emocionante –me dijo y entonces me empujó levemente, pero yo me dejé caer al suelo lentamente, ella me siguió y me comenzó a besar, y de pronto su vestido se había esfumado de su cuerpo.
     –¿Te gusta ir rápido? –le pregunté un poco agitado.
     Meghan me sonrió y después prosiguió.

11:00 P.M.

En la fiesta de Regan, después del baile, las cosas están yendo un poco interesantes. Yo estaba tratando de llamar la atención de Meghan, inclusive después de lo que ocurrió en el colegio, pareciera como si nunca hubiera pasado, las ideas se me agotaban y ella ni siquiera lo notaba, lo único que hace es llevarle ponche a Samuel mientras que él está muy ocupado decidiendo que chica tiene el vestido más corto, pero yo hubiera dejado ese ejercicio para otro día, para otro día donde no tuviera una cita, pero bueno, no soy Samuel, aunque, justo en este momento, desearía serlo. Agarré el cucharón y me serví un poco más de ponche, en eso ello Regan y me jaló fuera de la cocina, ocasionando que derramara toda mi bebida en el suelo y algo sobre mi camisa.
     –A tú mamá no le gustará eso –le dije–. Y a la mía no le gustará esto –dije y miré mi camisa.
     –Cuando mi mamá esté aquí, ni siquiera notará lo ocurrido –me contestó–. Y tu mamá… eso si no lo sé.
     –Bien, ¿y quieres algo? –le pregunté–. Estaba muy ocupado…
     –¿Ocupado con qué? ¿Viendo las piernas de Meghan? ¡Atención! –me dijo y me dio un pequeño golpe en mi mejilla, nada fuerte, pero inesperado–. Lo siento, me emocioné –se disculpó–. ¿Has visto a Tony? –me preguntó–. No importa, ahí está… ¡Eh, Tony! –lo llamó y éste caminó hacia donde estábamos.
     Todavía tenía su corona puesta, pero mal acomodada, terminaría por perderla.
     –¿Una foto? –preguntó y antes de que le respondiéramos, él se colocó entre nosotros, posó, sonrió y el flash se disparó, fue tan rápido e inesperado qué me dejó fuera de lugar un momento.
     –Mi corona –le pidió Regan, extendiendo la mano frente a Tony.
     –Estarás hablando de mi corona –lo corrigió Tony.
     –No habrías ganado eso si no hubiera estado ausente, ahora dámela –le ordenó Regan.
     –¿O si no qué? –lo retó.
     –Sólo dámela –le insistió Regan.
     –¿Para qué? –le siguió preguntando. Regan se desesperó y como Tony se siguió negando, Regan se abalanzó sobre él y se la quitó–. ¡Oye! ¿Qué te crees que estás haciendo? –le preguntó Tony enojado.
     –Por favor, Tony, tuve un mal día. ¿Es mucho pedir de tu cooperación? –le preguntó molesto, entonces miró la corona un minuto y después me la entregó.
     –No… no entiendo, ¿por qué me la estás dando? –le pregunté confundido.
     –Jade y yo planeamos esto. Tú y Alexandra, nuestros mejores amigos desde hace un buen tiempo –dijo, volteó a ver a Tony y después prosiguió–. Sé que tú nunca conseguirías esta corona, si es lo que quieres que te diga, pero has sido tan fuerte, Hunter, creo que en serio mereces un poco más de reconocimiento por todo lo que has logrado pasar –me explicó–. Te quiero, y siempre serás mi mejor amigo –dijo, remarcando las últimas tres palabras–. Además sé que esto es un poco… inservible, pero quedará bien en tu habitación, o se la puedes dar a tus hermanos para que jueguen al rey y esas tonterías, le encontrarás un uso, mi trabajo está hecho aquí –terminó Regan.
     –Esto nunca fue una amistad, entonces –le dijo Tony de la nada. Regan lo volteó a ver confundido–. Pensé que éramos mejores amigos –le reclamó Tony.
     –¡Besaste a mi novia! –lo acusó Regan.
     –¡Di lo que quieras, pero ella me besó a mi! –lo corrigió.
     –Oigan, creo que deberían bajar el volumen un poco –intervine y me puse entre los dos.
     –¡Eres un maldito idiota! –le gritó Regan tratando de quitarme de en medio–. ¿Qué te crees? –le preguntó.
     –¡Ya basta! –grité enojado–. ¡Maldita sea, siempre tienen que arruinarlo todo! –grité molesto, pero trate de mantener mi calma, había tomado una de esos cursos en el internado a donde me habían internado, clases sobre como aprender a manejar la ira, muy útiles a decir verdad. Desde que salí del centro de rehabilitación tengo problemas con mi actitud, pero he sabido llevarlo bien–. Fue su último año juntos y lo desperdiciaron, lo arruinaron, y fue culpa de ambos, no sólo tu culpa, Regan, y tampoco fue la culpa de Tony, fue culpa de los dos –proseguí–. No desperdicien su último baile. ¿Saben qué? Probablemente sea la última fiesta dónde los veré juntos, no sólo a ustedes, sino a él –y señalé a un chico que iba pasando por ahí–. ¡O a ella, y también a ellos! –y comencé a señalar a varias personas aleatoriamente–. Ustedes se van, yo me quedo. Si no lo harán por ustedes, por lo menos podrían intentarlo por mi –les pedí.
     Ambos se quedaron callados.
     –Yo me largo –dijo Tony.
     –Al fin y al cabo nadie te invitó –le dijo Regan. Yo me le quedé viendo y negué con la cabeza en gesto de desaprobación, Regan se quedó cruzado de brazos–. ¿Qué? –me preguntó.
     –Tienes que arreglarlo –le dije–. ¿O es que acaso prefieres no verlo de nuevo hasta la reunión después de diez años? –le pregunté–. ¡¿Eso es lo que quieres?!
     –No –me contestó a regañadientes.
     –Entonces qué esperas, ve a hablar con él –le ordené y señalé a la dirección por donde Tony se había marchado. Regan se me quedó mirando un rato y después salió corriendo hacia donde le indiqué.

La verdad es que esta fiesta está muriendo. Tal vez soy yo, es mi primera fiesta desde que regresé del internado, y la verdad es que no es tan genial de esta manera, pero viendo el lado positivo, estoy consiente de lo que hago y lo que digo, y además soy fuerte, no necesito esas cosas, quedaron en el pasado. Subí a la habitación de Regan buscando algo de privacidad y tiempo para calmarme. Esas tonterías de sé que soy fuerte no están en el pasado, mentí. Sabiendo que el alcohol estaba en la casa, y además las drogas también, tenía que evitarlas, y no es fácil.
     Antes de entrar a la habitación escuché a alguien hablando dentro.
     –Tal vez es eso lo que necesitamos –dijo alguien, estoy muy seguro de que era Alexandra.
     –Oye, no lo es. Sé que piensas que esa es la solución pero no lo es –le dijo alguien más, probablemente Jade–. Sé que estás… desesperada por que todo salga bien pero tranquila, tienes que dejarlo pasar, ahora, si haces una estupidez como lo que acabas de sugerir sólo lograras empeorar más las cosas.
     Escuché como suspiró y entonces abrió la puerta bruscamente, se sorprendió al verme ahí detrás de la puerta, escuchando la conversación, pero no me dijo nada, simplemente me evitó y se fue de ahí. Yo mejor entré a la habitación de Alexander, quién se encontraba acostado viendo la T.V y al mismo tiempo usando su ordenador portátil.
     –Eh, Hunter, ¿me podrías pasar eso de ahí? –me preguntó señalando una cajetilla de cigarros que se encontraba en el piso, yo la recogí y se la aventé–. Gracias, ¿tienes un encendedor? –me preguntó.
     –No… oye, no deberías estar fumando –lo regañé.
     –¡Tú también lo haces! –se defendió.
     –Lo hacía –lo corregí–. Pero allá tú, es muy tu problema –le dije.
     –Hola –saludó Charlotte entrando a la habitación.
     –¿Tú que haces aquí? –le pregunté.
     –Yo ya me iba, sólo le traje algo que me había pedido de allá abajo –me contestó–. Se fracturo el tobillo y no puede caminar… bien –terminó.
     –Ah, con que entonces fue tu culpa que Regan llegara tarde al baile –asumí–. Yo había pensado otras cosas…
     –Ya, si, bueno, da igual –dijo Alexander un poco harto–. El idiota me empujó y por eso caí. Llevaba mucha prisa y terminó faltando. Un precio justo a pagar, pero no lo suficientemente justo, será justo cuando se le rompa una pierna, pero esto tendré que ocasionarlo yo… –y entonces se quedó pensando un rato–. Bueno, da igual, ¿cuando salgas le puedes poner seguro a la puerta? –me pidió.
     Suspiré y salí de la habitación, busqué el baño y entré, me eché agua en la cara para despertarme. Salí por la otra puerta, es un baño compartido, y tenía dos puertas, seguramente la otra daba a una habitación. Lo que me encontré fue menos agradable. Lo primero que noté fue la ropa esparcida por el suelo, me bastó con levantar la vista hacia la cama para darme cuenta de que alguien estaba haciendo algo más que hablar o besuquearse por ahí.
     –¡Hunter! –exclamó Meghan y entonces se dejó caer al otro lado de la cama, y jaló la sábana para cubrirse y Samuel la siguió. Yo me di media vuelta para entrar al baño de nuevo, levanté la tapa de la taza de baño, y vomité. Meghan comenzó a murmurar algunas cosas con Samuel y cuando se terminó de vestir, caminó hacia dónde el baño donde estoy limpiando mi rostro de nuevo después de haber regresado todo el ponche que había bebido–. Hunter… –comenzó.
     –Cállate –le pedí.
     –Lo siento –me dijo.
     –Si, seguro –suspiré decepcionado–. Claro, sí, claro. ¡Hay que hacerlo en las duchas del colegio, será emocionante! –exclamé imitando su voz–. Seguro que le dijiste lo mismo a Samuel: ¡Hay que hacerlo en la habitación de los papás de Regan, será divertido!
     –¿Qué? ¿Te acostaste con él? –le preguntó Samuel molesto.
     –Lo hizo –afirmé.
     –¡Das asco, Meghan! –exclamó Samuel.
     –Oye, no diga eso –la defendí.
     –Hombre, despierta, tuvo sexo con dos tipos diferentes en una noche, es una puta, ¿no te molesta? Si fuera tú estaría muy molesto, de hecho, lo estoy –dijo.
     –Sí, bueno, pero tu tampoco eres un santo. Te la pasas con otras chicas todo el tiempo, y aun así dices que te gusta Meghan.
     –¿Entonces si me gusta una chica no tengo derecho a hablar con otras? ¡Yo sólo soy sociable! –se defendió.
     –Tratar de ver por debajo de las faldas de otras chicas no es ser sociable, he conocido a personas como tú antes y créeme, ustedes no son sólo "sociables" –le contesté.
     –Da igual, yo me largo de aquí –dijo Samuel, y entonces salió de la habitación enojado.
     Meghan y yo nos quedamos callados un buen rato.
     –Jamás te perdonaré esto –me dijo.
     –¿Tú jamás me perdonarás a mi? Sí, claro –le dije sarcástico–. Meghan, siempre es lo mismo, eliges sólo a los imbéciles, primero Regan, después Samuel, mientras que yo estoy aquí en una esquina esperando el día en que te des cuenta de que no todos los chicos somos iguales, ¿pero sabes qué? Ya no más, me perdiste –le dije–. Me perdiste –repetí–. Y no das asco… –le dije–. Das lástima –terminé.
     Entonces salí de la habitación enojado.

Domingo 29
10:00 A.M.

A la hora del desayuno, la situación era más incomoda, incluso, más incomoda que ayer cuando descubrí a Meghan y Samuel. ¿Y por qué? Por un lado, mi papá está en casa, lo que significa que tengo limitada libertad de expresión hasta que éste se marche, cuando él está aquí, las groserías no son permitidas, mucho menos con mis hermanos presentes, quienes estaban haciendo todo un desorden con su cereal y yo sólo lo estaba revolviendo mi comida en el plato, haciendo también un cochinero. Mi mamá se encontraba lavando los trastes.
     –Nos basta con dos niños en la mesa, Hunter –me regañó mi papá.
     Yo me quedé callado y comencé a comer correctamente.
     –¿Algo ocurre, Hunter? –me preguntó mi mamá al notar mi inusual actitud.
     Si, estoy de mal humor por lo que ocurrió ayer, y por supuesto, la única que es capaz de notarlo es mi mamá, es la que convive conmigo todos los días, la que se preocupa por mi, la que sabe por lo que estoy pasando. Mientras que mi papá cree que todo lo que me ocurrió lo hice simplemente para llamar la atención, como un acto de rebeldía, puede ser; el día en que caí en coma, el día en que desperté marcaron un nuevo inicio para nuestra relación como familia, después cuando me internaron en el centro de rehabilitación, el día en que salí de éste. Después me matricularon en ese maldito internado, y cuando volví, para el día de mi cumpleaños número 17, todo había cambiado. No sólo yo era diferente, mi mamá era diferente, mi papá era diferente, inclusive mis hermanos. No sé que ocurrió mientras yo estaba lejos, pero ellos crecieron como familia, mientras yo fui dejado a un lado.
     –Encontré a Meghan teniendo sexo con Samuel –contesté sin fijarme en en limitar mi vocabulario porque mis hermanos están presentes.
     –¿Qué es sexo? –me preguntó Nathan.
     –Si eres hombre o mujer –se apuró a contestar mi papá.
     –Cariño, lo siento mucho –me dijo mi mamá.
     –Da igual –dije–. Voy a subir a mi habitación.
     –Tú te quedas a terminar –me dijo mi papá, impidiendo que me parara.
     –No tengo hambre –me quejé.
     –No vas a desperdiciar la comida –me dijo. Y entonces me acomodé en la silla de nuevo–. ¿Quién es Meghan? –me preguntó–. ¿La chica rubia? –yo asentí–. Ah, si, ya tenía pinta de zorra.
     –¡Jackson! –lo regañó mi mamá, mientras corría a taparle los oídos a mis hermanos.
     –¡Eres un cabrón! –exclamé–. ¡Tú no la conoces!
    –Por lo que me has contado me basta para saber lo que es –me dijo–. Ahora termina tu desayuno –y entonces se llevó un bocado de comida a la boca. Fue ese momento en que no pude contener mis impulsos, y le di un puñetazo en la nariz. Mi mamá dio un pequeño salto hacia atrás, y mis hermanos se taparon los ojos, mientras que mi papá se tapaba la nariz con la mano para detener la hemorragia–. Creo que me has roto la nariz –dijo con dolor.
     –Te lo tienes bien merecido –le dije y me puse de pie–. Y para que te quede claro, no es sólo por Meghan, es que simplemente eres un imbécil –y corrí enojado escaleras arriba y me encerré en mi habitación.

——————————————————————————————
Woah, no tienen idea de cuantas veces escribí este capitulo, y no me tarde nada en escribirlo, pero lo escribí desde tres puntos de vista diferentes, y creí que Hunter era sólo el indicado. Es que es Hunter, me encanta Hunter. Por otro lado, siempre me he preguntado esto: ¿Cuantos años tienen? Nada más quiero saber :p me da curiosidad. Jaja, bueno, nos vemos! :)

 PD: Estaba enferma, y falte 3 días al colegio, me quede sin voz esos tres días. :( Pero bueno, regresé al cole y para qué? ¡Para la semana de examenes! (Fingiendo emoción) La verdad es que me alegra porque estamos en las últimas semanas, después de esto sigue el ENLACE (Mexicanas saben de que hablo) >:l Me choca.

 Pero bueh, así es la vida. Nos leemos, y comenten.! :)
 Esperen el siguiente cap para mañana. ¿De acuerdo?

 Y respuestas a comentarios en 3... 2... 1...
 Janna: ¡Si, gracias!, sin tu comentario, jamás me hubiera dado cuenta! Jajaja :p
 Ale: Si, las he escuchado, pero mi canción favorita es All The Right Moves. Y la de Come Home la escuché hace varios meses cuando mi maestra de FSC (Formación Social Cristiana) nos puso el video de "El Hijo Prodigo" con esa canción pero nunca supe de quien era, hasta que me descargué sus discos y la escuché y estaba como: ¡Esa es la canción que había estado buscando desde hace tiempo! Y entonces fue cuando me enamoré de One Republic, hasta ordené su disco en una tienda.
 Maryi Montero: Si lo pensé, pero realmente no lo consideré porque Liam se niega rotundamente a ir. Eso no es una posibilidad para él así que...
 Miracles: ¡Exactamente! Pero bueh, así es Liam y aunque tratara de comprender, Alexandra tiene  todas las hormonas alborotadas y él llegó a un punto donde dijo: "¡Ya basta!". Aunque como dijo, la sigue queriendo. Que bueno que te haya gustado lo de la sorpresa :) Y es la verdad, nosotras que no nos damos cuenta y nos quedamos todos ahí embobadas con un chico! :S Jaja. "Comenten cuando quieran lindas de la vida. Sarcasmo full, o sea, todo bien, pero comenten. Jajaja Va, me paso por tu blog, creo que ya te sigo, en seguida lo leo y te comentó por ahí. ¿De acuerdo? Jaja, nos leemos.

 Hay que tomarnos un minuto para apreciar a Eminem.
 OMG.




Ah, también fui a ver Hombres de Negro 3, está increíble, bueno, a mi me gusto. asjskfusadmasdnslaufasiflsjadhiososfiulhjas WILL SMITH. Amo a ese hombre. jaja, bueno, ahora si, nos leemos. :)


5 comentarios:

Ale dijo...

Yee primer comentario :D meghan agg pobre hunter, pero el no deberia estar detras de ella, es una zorra de verdad! bueno pero igual me guasto el capitulo :)

Maryi Montero dijo...

No me esperaba eso de Meghan de alguna otra si, pero no de Meghan y Hunter Oh Por Dios cuanto espere para que hiziera eso, la verdad no me alegra que le alla roto la nariz a su padre pero estuvo bien que tuviera el valor de hablar con sinceridad...Y sinceramente me gusta mas cuando Hunter es chico malo :P

Last time around dijo...

Hola! Perdon por no haber pasado antes! Ya me puse al dia con toda la nove! Me encanta :D
Te espero en mi blog para cuando quieras leer o visitarme, besotes ♥ Sigue escribiendo

Andrea ヅ dijo...

Holaaaa! *-*!! soy nueva lectoraaaaaa! =D me encanta tu nove... no me FASCINA es... aaww *-*!! me llamo andrea! tengo un tiempo leyendo el blog! pero soy muy floja! bueno demaciadoo... en estos momentos tu blog es mi obsecion y te confienso algo! me meto un dia si y un dia no a ver si haz publicado o no :$
... vas a notar que siempre mis comentarios dicen un pocoootooon de loqueras y nada de el blog! :$ <--- estoy tratando de cambiar eso :S bueno, mm..es que si hablo del blog el comentario que te voy a dejar va hacer mas grande que tu publicación .. es que empecemos... que per*@! se acuesta con 2 en menos de 12 horas o sea que cosa, como se ve en el espejo todos los dias que morboo! como va a ver a hunter a los ojos ... como va ..no pobre.. y hunter... yo estuviera muerta llorandoo deshidratada si voz toda loca... etc etc y el .. uuff AMO A HUNTER lo amo en serio <3!y ... hay ya! ves que noo puedo y la verdad es que se me olvido parte del capitulo lo lei el miércoles....y hay chica! déjalo asi... bueno saludos :* sigue escribiendo... att:Andreaj *-*!

Miracles dijo...

MAR! te puedes creer que leí el capitulo 62,y no el 61? ademas,lo loco es que entendí todo.Y bue..el caso es que no puedo creer como me olvide de leer este capitulo narrado por Hunter,es decir es HUNTER! asdasdasd♥ lo amo.Tengo favoritismo por el.
Y el capitulo me encanto,fue muuuuy bueno,muy.Le pego al papa,lo tenia merecido desde hace rato.Y en cuanto a Meghan y el,te prohíbo,si eso te prohíbo(? que salgan juntos,ok? la odio con todo mi ser a esa idiota,rubia puta.La verdad le tengo mucha bronca,na,na,na que se aleje de Hunter.El es muuuy bueno♥ Asi que ya sabes,le elegís alguien mejor! como yo? ah,no? OK,no :B Bieeeen,el caso es que me fascino.
Leeeeeeeeeeesto sos una genia,amas a Will Smith! GENIA TOTAL. Es mi actor favorito después de Johnny Depp y Brad Pitt,jejox.
Bueeeeeeeno,voy a comentarte el siguiente.AH,y gracias por los amorosos comentarios que hiciste en mi blog,los ame! :)