Seguidores

3/19/2012

Cap. 54

Meghan's POV
Lunes 9 de Enero de 2012
12:30 P.M.

"Puedo ser tu amigo, y estaré aquí cuando me necesites, pero sabes que no pasará de una buena amistad. ¿Cierto?" Fueron las palabras exactas que Regan pronunció después de verano, pensé que llegaría corriendo después de unos días, pero no sucedió. Pasaron algunos meses y aunque él siguió solo, nunca me habló, ni llamó, ni siquiera se acercó y eso fue lo que más me dolió. Y entonces fue cuando no me sentí bien conmigo misma por absolutamente todo. Él me usó, me lastimó y lo sigo queriendo, esa es la razón por la cual me siento mal, soy ingenua y estúpida, con el correcto uso de la palabra. Además, si Regan supiera lo que en realidad quiere, todo sería menos doloroso, porque hubiera tomado una decisión sin la necesidad de hacerme sufrir una vez más. Él llamó, yo caí. Entonces se fue, y yo caí nuevamente.
     Pero algo cambió, cuando lo veo, ya no siento lo que solía sentir, cuando lo veía me emocionaba, sonrojaba, soñaba. Ahora cuando lo veo, lo veo como cualquier otro chico apuesto que no entrará en mis posibilidades. Lo quiero y a la vez no. Algunas veces trato de entenderlo todo, pero simplemente no puedo. Así que paso mis recesos en la biblioteca, se ha convertido en uno de mis lugares favoritos en la escuela, no me gusta estar mucho aquí, pero estudio algunas cosas y mato tiempo, no es tan malo. También algunas veces veo a Tony por aquí, probablemente él no ha notado mi insignificante presencia, debe ser porque nunca fuimos cercanos, ni siquiera hemos tenido una conversación propia para llamarse de esa manera, pero sé que él pasa por lo mismo que yo, tenemos una sola cosa en común. En este caso, Jade y Regan nos hirieron, a Tony y a mí, solo para regresar el uno con él otro. Desde mi punto de vista, aunque yo sea la víctima, resulta ser algo gracioso.
     –Ah… –exclamé en un bostezo, esperando llamar la atención de Tony que se encontraba a solo unas mesas de distancia, dos, para ser precisa, pero ni siquiera se molestó en buscar la fuente del sonido, ni siquiera se movió. Yo solo estaba ahí, esperando a que me volteara a ver, a que enfocara sus ojos en mi dirección, para que hubiera algún tipo de conexión, pero nada. No puedo hablar, no puedo hacer un sonido lo suficientemente fuerte para llamar su atención porque estamos en la biblioteca. Así que me puse de pie y me acerqué a él, me senté justo en su mesa, frente a él y lo vi sonreír. ¿Se ríe de mi? Yo también sonreí. Soy, la mayor parte del tiempo, segura de mi misma, pero no puedo decir que no estoy algo nerviosa por llegar a conocerlo, Tony siempre fue una persona interesante y me intimida.
     –¿Qué estás haciendo? –me preguntó murmurando, se mordió sus labios tratando de suprimir una sonrisa. Su voz me tomó por sorpresa, interrumpiendo el silencio y me hizo dar un pequeño salto en mi silla. Sonreí avergonzada.
     –No lo sé. ¿Tú qué estás haciendo? –le pregunté.
     –Estudiando –me respondió–. Pero tu constante cambio de mesa y tus bostezos me distraen un poco, así que si no te importa…
     –En serio, ¿qué haces aquí? –lo interrumpí con esa pregunta–. ¿Por qué no estás con tu equipo de baloncesto? –le pregunté.
     –¿Y tú por qué no estás con las animadoras? –me preguntó.
     –No soy precisamente del agrado de las animadoras –le respondí.
     –Y los del equipo de baloncesto no son precisamente de mi agrado –me replicó–. Pero tu ganas, porque, sin ofender, a diferencia de ti, yo sí tengo amigos y soy demasiado orgulloso para hablar con ellos justo ahora –me respondió.
     –Ouch, eso dolió –le dije–. ¿Por qué no hablas con Regan? –le pregunté.
     –Una larga historia, pero seguramente ya sabes la mitad –me contestó.
     –Seguramente –afirmé–. Pero soy todo oídos –continué. Él volteo a ver su libro, marcó la página donde se encontraba y lo cerró. Después comenzó a hablar.

3:00 P.M.

Regan tiene práctica de fútbol, yo tengo práctica de animadoras con Jade. No planeo hablar con Regan o con ella. Tony me pidió esencialmente que no hablar con Jade, pero él no está aquí y no somos tan amigos para que me impida mantenerme alejado de una persona.
     –Así que… ¿qué tal las cosas entre tú y Regan? –le pregunté mientras trotábamos.
     –Digamos que… no tienes oportunidad de intervenir –me respondió.
     –No había considerado el intervenir –le repliqué ligeramente ofendida–. En realidad, quiero hablar contigo sobre otra persona –le dije.
     –¿De quién? –me preguntó poco interesada.
     –De Tony –le respondí agitada, llevamos corriendo un buen rato y hablar solo ocasiona que me canse más. Jade disminuyó el paso.
     –¿Qué sobre él? –me preguntó, ahora más interesada, pero aumentó el ritmo para dejarme atrás y la alcancé rápidamente, solo quiero hablar con ella, no sé porque se esfuerza en evitarme–. ¿Qué quieres? –me preguntó en un tono cortante.
     –¿Por qué le hiciste eso? –le pregunté–. Él en realidad te quería, o te quiere, no lo sé.
     –Porque… –dudó–. Porque pensé que había algo más que una bonita amistad ahí. ¿Entiendes? Y lo había, había algo más, terminaríamos así de cualquier manera porque yo ya sabía como se sentía Tony respecto a mí.
     –¿Y aún así lo lastimaste? –le pregunté sorprendida–. No cabe duda de porqué te odia.
     –¿Me odia? –me preguntó preocupada.
     –Un poco –le respondí y Jade se detuvo en seco, he dado en el blanco, yo seguí trotando, la volteé a ver, hasta que perdí el equilibrio y tropecé, probablemente tropecé con una roca o algo que había en el camino, y caí. Me raspé la rodilla. Me quedé en el suelo unos segundos esperando a que el ardor disminuyera lo suficiente para ponerme de pie. Observé a Regan desde lejos, también estaba trotando, pero se detuvo, apoyó sus manos sobre las rodillas para recuperar el aliento y me sonrió, después caminó en mi dirección.
     –¿Estás bien? –me preguntó Regan cuando se acercó–. Déjame te ayudo –se ofreció, me tomó del codo y me ayudó a ponerme de pie–. ¿Te acompaño a las gradas? –me preguntó.
     Yo me permanecí callada unos segundos, contemplando algo que jamás podría ser mío. Después de dejarme en claro esa idea, hablé.
     –No, gracias –le respondí, me di media vuelta y me alejé lo más rápido que pude de él, pero me alcanzo en menos de un segundo–. De acuerdo –accedí y él me sonrió.
     Nos tardamos un rato en llegar a las gradas, pues están al otro lado del campo. Fue un trayecto lento, pero seguro. Estando una vez ahí, Regan se ocupó de la situación.
     –Déjame te ayudo con eso –se ofreció Regan y con un algodón, con alcohol, frotó la herida. Yo hice una mueca de dolor–. ¿Duele? –me preguntó.
     –Obviamente –le respondí y él sonrió mientras seguía desinfectando.
     –Ey… hoy es el cumpleaños de Hunter –me recordó después de un rato de silencio.
     –¡Demonios! –exclamé–. Lo había olvidado.
     –Hablé con sus padres y dijeron que tal vez llega hoy –me informó.
     –¡¿Qué?! –pregunté apurada y traté de pararme–. ¡Necesito ir con él! –exclamé.
     –Probablemente ni siquiera este aquí todavía –me tranquilizó–. Tal vez está en camino.

5:30 P.M.

Fui a casa de Hunter, quería preguntarle a sus padres si saben cuando lo traerán de regreso, solo eso, pero realmente me sorprendí al ver que fue él quien abrió la puerta. Ambos nos quedamos callados. Desde verano que no lo veía, no tuve oportunidad de verlo cuando vino en Diciembre. Han pasado casi siete meses. No ha cambiado en absoluto, solo que ahora es un poco más alto y su cabello es rubio de nuevo. No pude hacer nada más que saltar sobre él y abrazarlo. Tuve que pararme sobre la punta de mis dedos solo para poder colocar mis brazos alrededor de su cuello y darle una abrazo digno de bienvenida.
     –¡Te extrañé demasiado! –exclamé.
     –¡También te quiero! –contestó riendo.
     –¡Lo digo en serio!
     –¡Yo también!
     –¿¡Por qué sigues hablando tan fuerte!? –le pregunté.
   –¡Porque tu también estás hablando fuerte en mi oído! –me respondió. Y fue algo involuntario de mi parte pero fue demasiado tarde cuando me di cuenta de que algo que comenzó como un abrazo se convirtió en un beso, me alejé de él en cuanto me di cuenta. Ambos nos miramos unos segundos hasta que Hunter me atrajo hacia él de nuevo y me besó suave y lentamente. Mis brazos se cansaron de estar tanto tiempo alrededor de su nuca y cuello impulsándolo hacia mí un poco más y lo solté.
     –Te quiero –me dijo después de terminar con el beso pero todavía estábamos cerca, su nariz toca la mía y cuando habla, sus labios rozaban los míos–. Lo decía en serio.
     Yo me quedé callada. Lo estoy mirando directo a sus ojos azules y sé que no está mintiendo. Sus mirada baja a mis labios y sube a mis ojos continuamente. Y si yo puedo ver lo que él siente con tan solo mirarlo a los ojos, me pregunto que es lo que mis ojos están diciendo en este momento, porque no estoy segura de que pensar, ni de como me siento.

——————————————————————————————
¡Perdón si tarde en publicar! ¡Y también si está un poco corto! Pero en serio me gustaría saber lo que piensan, ya saben, sus opiniones siempre cuentan y en el capítulo pasado comentaron muy poco .__. Entonces sigan comentando- :)

 ¡Y NO ME MATEN! T_T quiero saber que opinan sobre todo el rollo de Hunter y Meghan y Tony y Jade y Regan y Meghan y Tony y Jade y Regan... ah, esos ya los dije, verdad? Jaja, solo comenten! :)

4 comentarios:

Gabi dijo...

OMG huntyer y megan??? yo quiero que terminen megan y regan juntossssss bueno me encantoooooo te pasaste es un muy buen capitulo publica prontooooo

A.S. dijo...

kajbvkjsd Megan y Hunter? .__. sdkbfksdb Nunca me lo imagine... bueno, supuse algo pero me gustan más como amigos :B e,e

Pobre Tony :c no creo que en verdad odie a Jade, creo que aún la quiere pero como el dijo que es demasiado orgulloso para hablarles no quiere arreglar nada o esperar a que Jade le hable.

Jade y Regan... me gusta su pareja pero me hubiera gustado ver como quedan Jade y Tony :B No sé... Tony se merece algo de amor¿No? r,r

¿Que hay de Emma? D: kbsdk Creí que estaría junto con Hunter... pero bueno, si Hunter se queda con Megan así Emma podra ir a los brazos de Isaac (? e,e adkbsj

Creo que estaría bien que Megan y Regan se hicieran buenos amigos, ya sabes, como alguna vez Tony y Jade lo fueron (si es que lo fueron) kasdnjks aunque digan que no ambos se importan(?) y tal vez Megan ya superó ese enamoramiento pero aún lo quiere (?

Siguela pronto :B♥

Milagros. dijo...

Bieeeeen,Mar,bieeeeeeeen! Tengo muchas cosas que comentar sobre este capitulo:
1.No me gusta mucho cuando narra Megan,jejox :B
2.Me parece que Megan,tendria que dejar en paz a Regan,o mejor dicho dejar de pensar en el.Regan,ya se olvido de ella,o eso creemos asi que,viva su vida,es mejor no?
3.Ya lo veia,personalmente me encanta Hunter no con ella,pero eso ya tiene algo que ver mas conmigo,porque bueno Megan no me cae muy bien que digamos..
El capitulo,me encanto!
Espero el proximo con ganas MaR,besos♥

Anónimo dijo...

Me gusto, epro muy cortito :( publica cuando puedas :D