Seguidores

10/17/2011

Cap. 35

Hunter’s POV

Sábado 19 de Marzo
11:00 A.M.

Desperté con sueño, como siempre lo hago. Mis papás ya deberían estar en la casa y estaría mintiendo si digo que no quiero que estén aquí, pero hay algo que sé que no les va a gustar de mi: mi cabello. Si, así es, lo teñí hace como dos días atrás. La verdad es que me hace ver más grande lo que realmente soy, no es como yo pensé que sería, pero bueno, aun así me gusta un poco, tal vez lo deje así por un tiempo.
     –¡Hunter, despierta ya! –me gritó mi mamá mientras tocaba la puerta–. ¿Puedo pasar? –me preguntó con cautela, como esperara algo fuera de lugar.
     –¡Si! –le contesté agotado y quité las cobijas de encima, preparé mi gran sonrisa para la sorpresa que se llevaría. Cuando entró se me quedó viendo, sonrió y después puso su cara seria de nuevo con esfuerzo.
     –¿Por qué? –me preguntó.
     –Quería hacerlo –le contesté.
     –¿Con permiso de quién? –me preguntó enojada.
     –Con mi permiso, asumí que si ustedes me ven poco, les importaría poco –le respondí.
     –No es justo –se quejó.
     –¿Justo? –le pregunté molesto y me puse de pie–. Dime que es justo, ¿qué sólo los vea dos días antes de que se vayan de nuevo? ¿Qué me dejen solo? ¿Qué Ethan y Michael estén creciendo sin ustedes, como yo lo hice? –le pregunté enojado–. Eso no es justo. Sólo, antes de castigarme por algo que no pudiste impedir, pregúntate por qué no lo pudiste impedir.
     –¿Te parece justo que haya renunciado a mi trabajo por ustedes y que me trates así? ¿Eso te parecería justo, Hunter? –me preguntó enojada y yo me quedé congelado.
     –¿Renunciaste? –le pregunté sorprendido.
     –Si, lo hice –me contestó y forzó una sonrisa.
     –¡Trabajaste años para llegar a donde estás! –le grité.
     –¡En primer lugar, no me grites, jovencito! –me regañó–. Y segundo, pedí un cambio de puesto para así poder trabajar sin tener que salir de ciudad –me explicó con más calma–. Pero lo rechazaron, así que me vi obligada a renunciar.
     –Eso fue estúpido –la juzgué.
     –Estúpido es de tu parte el despreciar lo que hice por ustedes –me dijo, suspiró y trató de hacer ese incómodo contacto visual cuando quieren que tomes algo con seriedad y si, como había dicho, es incómodo–. Quiero comenzar a tomar mis responsabilidades como madre.
     –Diecisiete años tarde –objeté–. Sólo mírame, ¿me veo bien? –le pregunté–. No y tampoco estoy bien –le dije.
     –Por eso regresé –me dijo–. Sé que no estás bien. ¿Crees que no me he enterado de lo del colegio? Claro que sí, puede que este lejos, pero lo sé todo –me advirtió.
     –No todo –murmuré.
     –¿Qué? –me preguntó.
     –Nada que te importe –le repliqué.
     ¿Quién se cree que es? Tal vez sea mi mamá, pero nunca jamás ha sido como una madre. Desde que tenía diez año me acostumbré a verla sólo durante los fines de semana, después comencé a quedarme solo en casa y fue cuando empezaron los problemas. Yo nunca he pertenecido a una familia digna de llamarse así: familia; nunca he tenido las actividades de una familia normal, estoy completamente a parte, y solo. Y si, la quiero conmigo, la quiero ver más seguido, pero no quiero que nadie cambie, quiero que todo siga como es: sin reglas.

Lunes 21
3:20 P.M.

Así que, como parte de su regreso, se me  había revocado mi permiso de conducir y por ende, el uso de mi camioneta. Ahora, como casi cualquier típico adolescente, dependo de ella para trasladarme a donde quiera, o mejor dicho, a donde ella acceda llevarme, estoy seguro de que esto no tendrá buena pinta en unas semanas, necesito ir a lugares que mi mamá no puede saber si quiera que existen.
     Se estacionó frente al colegio, caminé hacia la camioneta y subí.
     –Esta es mi camioneta –le reclamé.
     –Solía serlo –me corrigió y me volteó a ver. Me sonrió–. ¿Cómo te fue? –me preguntó.
     –Papel de madre llegó demasiado tarde –le dije y la voltee a ver. No iba a mentir que algo de todo esta me agradaba. Nunca había ido por mí a la escuela, esto es nuevo para mi.
     –¿Te dijeron algo sobre el cabello? –me preguntó.
     –Sé que me veo bien –le dije.
     –Te regañaron –asumió.
     –No fue un gran castigo, de hecho solo hablé con el director –le expliqué.
     –Malo –me dijo–. Dentro de un mes, sólo para que no se maltrate tanto tu cabello, volverás a tu tono. ¿Entendiste? Te lo teñirás de nuevo –me advirtió.
     –Pero en serio me gusta como luce –me quejé.
     –Volverás a tu tono –me dijo–. No hay peros.
     –Todavía no me acostumbro a tus ordenes, me gusta mandarme solo. Quiero mandarme solo –le reclamé.
     Ella asintió con una media sonrisa y después me volteó a ver.
     –Otra más y estarás castigado –me advirtió.
     –¿Lo ves? ¡A eso es a lo que me refiero! –exclamé–. Crees que puedes llegar de nuevo y hacer lo que jamás hiciste, pero no es tan fácil.
     –Hunter, solo quiero recuperar nuestra relación, madre e hijo, hijo y madre.
     –No sé que recuerdes tú, pero nunca la tuvimos –le dije.

Miércoles 23
12:35 P.M.

Había estado platicando todo el asunto de mi mamá con Regan y Meghan, son mis dos mejores amigos y si tengo que confiar en alguien todo el enojo, pero a la vez la felicidad, es decir, mis sentimientos encontrados, es a ellos. Aunque debería aprender a no confiarle a nadie mis problemas más que a mi, ya qué sé que probablemente no les interese o se alegren de que los tenga, nunca se sabe lo que alguien, por más cercano que sea, piense de ti. Así que acabaré con esto pronto, sólo necesito desahogarme con alguien.
     –No creo que deberías ser tan duro con tu mamá –me sugirió Meghan.
     –Si, yo me alegraría, después de todo es lo que querías, tener actividades normales de una familia común y corriente, es lo que tu mamá esta haciendo ahora –me dijo Regan.
     –Si, pero nunca pensé que sería así –les dije–. Pensé que… todo sería igual, pero con su presencia –les expliqué.
     Ambos se voltearon a ver. Pronto se había convertido un tema dentro de otro tema completamente distinto y sonará egoísta, pero quiero enfocarme más en mis problemas, que en los que ellos tienen ahora.

8:00 P.M.

Ya había oscurecido. Aprovecharía en este momento para poder fumar algo en mi habitación sin mi mamá merodeando por ahí. Cree que estoy haciendo la tarea. Debajo de mis sabanas. Si, aquí estoy, hablando conmigo mismo de nuevo. Esto me relaja de alguna manera, solo pienso. Lo hago muy a menudo.
     –¿Hunter? –preguntó mi mamá abriendo la puerta de mi habitación. Y entonces prendió las luces, trate de apagar el cigarro con alguna sabana, pero más bien cause una pequeña mancha negra, esto se notará. Y además ella lo olerá–. ¿Qué es ese olor? –me preguntó.
     –Yo… –vacilé y me quite todas las sabanas de encima de mí–. Nada –le dije.
     Ella se me quedó viendo un rato.
     –Bien –me dijo. Ese bien significa que ella sabe, lo sé–. Hunter, quiero hablar contigo.
     –¿Sobre qué? –le pregunté precavido.
     –Sobre todo –me contestó–. Mira, sé que es un gran cambio…
     –Si, lo es –la interrumpí.
     –Lo sé. Fue un cambio muy abrupto, pero necesario. Quiero que me digas como te sientes conmigo aquí –me pidió.
     –No lo sé –le respondí. Suspiré:– mamá, te quiero pero no puedo acostumbrarme, siempre estabas entrando y saliendo y me acostumbré a no verte, a no ver a papá, a estar solo y  cuando te acostumbras a algo es muy difícil alejarte de eso, pero te quiero –le aclaré.
     –Yo te amo, eres mi hijo y siento si no lo sentiste durante los últimos años –se disculpó.
     –Si, es cierto, no lo sentí y un lo siento un arregla mierda por todos los años de relación que me debes –le dije–. Y si te importa, irte –le pedí.
     –Claro –me dijo sin insistir más–. Buenas noches.
     Me sonrió y salió de mi habitación.
   Todo esto de sentimientos encontrados me está volviendo loco. Me gusta tener a mis hermanos cerca de mí, a mi mamá también. Pero a la vez no la quiero dejar entrar como debería porque siento que ni siquiera tenemos una conexión. Soy sincero y no siento como confiar en ella en cualquier momento; mis pensamientos ahora son los mismos que he tenido durante estos días, son los mismos que tengo en la mañana hasta en la noche. Pero es que no logro acostumbrarme.

———————————————————————————
Así que… en época de exámenes. He estudiado, pero hoy fue mi examen de matemáticas y la verdad siento que no me fue bien. Bueno, como sea, las mantendré informadas porque ya saben lo que las bajas calificaciones significan (no computadora). 

9 comentarios:

Agustina Guzmán dijo...

Hola, es la primera vez que comento, pero eso no significa que no haya leido tus entradas! Realmente pienso que como se siente Emma es normal en chicas con ese problema. Digo, me paso algo parecido y se que se siente, no es lindo. Bueno, te queria decir que me gusto mucho y que sigas escribiendo!

Last time around dijo...

Hola MaR me super encanto el capitulo...sabes que amo la nove y perdon si no comento muy seguido. Espero que estes genial y no tardes en el proximo que ya quiero ver como sigue. Besotes ♥

♪Last time around ♫

Tefiih♥ dijo...

Me encanto el cap!!!
Pobre Hunter q no sabe q es "tener una mama" pero yo creo q se tiene q acostumbrar porq va a hcer lo mejor para el y pa sus hermanos!!! Ojala q mejore su relacion con su madre ...y deje las drogas o algo!!!
Bueno lindura espero el proximo cap!
Besos!
Cuidate♥

luciana dijo...

pobrecitoo es dificil sentirse asi y querer que se perdone todo rapidoo
se crio practicamente solo no puede cambiar todo de la noche a la mañana.
pobre la madre tambien :/
espero q se solucione esta situacion!
me gusto el cap!
Besos♥"

Rommi* dijo...

LO SIENTO PERO ANDO SUPER APURADA D: SOLO VENGO A DECIRTE QUE TIENES UN PREMIO EN MI BLOG :3
VOLVERÉ PARA COMENTAR! ;)

M.C.G dijo...

Bueno el capitulo me pareció muy bueno. Escribes bien. Se droga o solo fuma?? Esque no he leído los anteriores caps ya qe es la primera vez que me
Paso por aquí.
Si puedes pasate por mi blog tambien
Chau. Cuidate

alejandra dijo...

hola soy nueva seguidora y me gustaría que te pasaras por mi blog es:
alejandra-untrozodemi.blogspot.com
me gustó mucho el cap. :)

Rommi* dijo...

Oh-oh!
Esto si que ha sido un cambio para Hunter :O bueno primero lo de teñirse el pelo xD me parece algo chistoso :D ya que siempre son la smuejeres la que lo hacen pero si a él le gusta como le quedo esta todo bien :D
Y lo de su mamá :/ en parte estoy de acuerdo con él porque ella no puede llegar de un día para otra siendo asi porque nunca lo fue entonces para Hunter, y creo que para todos, sería un cambio super difícil aunque si de verdad la quiero y tenerla en su casa era lo que quería entonces tiene que ir de apoco acercándose a ella :D si no creo que sea tan malo ;)
Conociendo como son las madres de seguro ella ya se dio cuenta de que su hijo fuma :O pero creo que esta vez lo dejo pasar ¡uf!
Bueno linda te dije que me pasaría para comentar el cap C: y bueno ya lo hice :D jajaja!
Saludos
PD: Mucho éxito en tus otros exámenes ;)

Maryi Montero dijo...

Tienes un gran talento y la verdad es que se exactamente lo que Hunter siente bueno poco a poco ira acercandose mas a su mamá...Te puedo pedir un favor?Bueno de todas formas lo hare, la verdad es que yo tambien quiero hacer un blog mejor dicho ya lo hize pero me falta ponerle asi imagenes ya tengo todo el titulo el fondo el tema el capitulo pero lo que me faltan son las imagenes para que por lo menos las personas que lean tengan idea de como son los personajes y tambien quiero que leas el primer capitulo que publiqe y si quieres puedes dejar un comentario donde digas que te parecio y que sugerencias me das, este es el blog:amartemecausolamuerte.blogspot.com espero tus visitas y tus comentarios.
Att:Maryi Montero