Seguidores

10/03/2011

Cap. 33



Regan’s POV.
Viernes 11 de Marzo
12:30 P.M.

Sé que Jade había estado pasando días difíciles con la separación de sus padres, y he estado ahí para ella. Creo que hay algo que la puede alegrar un poco. Ha pasado una semana, y la puedo ver más feliz. Claro que no entiendo su situación, pero sé que sería difícil si mis padres se divorciaran también. Bueno, cambiando de tema, falta poco para el baile de fin de cursos, y quiero creer que irá conmigo porque soy su novio, no creo que tenga otra opción.
     –Hola –la saludé en cuanto llegué a su casillero–. ¿Cómo estás? –le pregunté.
     –Excelente –me contestó una gran sonrisa–. Mira, esto pasa, sé que será diferente, pero no es como si hubiera perdido a uno de los dos. Estaré bien –me respondió.
     –Eso suena genial –le dije con una sonrisa–. Cambiando de tema… –comencé–. ¿Irás conmigo al baile, cierto? –le pregunté.
     –Eso no es una invitación –me reclamó casi riendo.
     –¿Qué quieres decir? –le pregunté confundido.
     –¿Pensaste que iría contigo? –me preguntó, pero yo me quedé callado–. Que lindo, lo pensaste –me dijo con lástima–. Pero tienes que esforzarte más. Creo que lo merezco.

4:50 P.M.

Creí que iría conmigo, soy su novio. No podría ir con otra persona. ¿A que se refiere con que me esfuerce más? No es que se lo tenga que pedir como si fuera una propuesta de matrimonio. Es sólo el baile de fin de curso/primavera. No es el gran asunto, bueno, para ella no debería serlo; en cambio, yo seré nominado como rey del baile, y las probabilidades de ganar la corona están completamente a mi favor, y no es por alardear.
     –¿Irás con Jade? –me preguntó Alexander al entrar a mi habitación.
     –¿Con quién más iría? –le pregunté, pues su pregunta se me hacía absurda.
     –No lo sé, déjame pensar… ¡Meghan! –exclamó.
     –¿Por qué iría con Meghan? –le pregunté molesto.
     –Porque es bonita, alta, rubia, tiene ojos verdes y te quiere y tú la quieres –me respondió.
     –Tengo novia y también la quiero –me defendí.
     –Exacto, también es la palabra clave –me dijo.
     –Cállate, yo no estaba pensando en Meghan para empezar –le dije.
     –Se un hombre, hazte un favor y admítelo: la quieres. De alguna manera lo haces –me dijo y salió de mi habitación antes de que pudiera golpearlo con la almohada más cercana que tenía.

Sábado 12
4:00 P.M.

En casa de Hunter es como estar solo, ya que él está casi dormido, de la noche a la mañana había agarrado una ligera obsesión hacia las pastillas para dormir, según él, sufre de insomnio. Hace unos minutos se había tomado una de esas pastillas, así que no tardaría en quedarse dormido, yo me encargaría de dejarlo en una parte de la casa donde dormiría sin peligro.
     –¿Con quién irás al baile? –me preguntó.
     –¡Todos me preguntan eso! –exclamé molesto–. Iré con Jade, no tengo ni quiero otra opción –le respondí.
     –¿Estás pensando en Meghan? –me preguntó–. ¿Quieres ir con ella?
     Entonces me quedé callado, realmente no había pensando en invitarla al baile, esa idea ni siquiera había cruzado mi mente en ningún momento, aunque si me lo pregunto de esa manera, no sabría decir si quiero ir con Meghan o no. Y ni siquiera debería estar pensando en eso, tengo novia, y debería ir con ella. Debería querer ir con ella aunque, desde ayer, desde que hablé con Alexander, no estoy tan seguro.
     –¿Con quién irá ella? –le pregunté evadiendo su pregunta.
     –No lo sé. ¿Por qué debería saberlo? –me preguntó con un bostezo.
     –Eres como su mejor amigo –le contesté–. Más bien el único.
     –Bien, estaba pensando en invitarla aunque no estoy seguro –me respondió–. ¿Qué opinas?
     –Invítala si quieres –le contesté.
     –¿Estás seguro de que tu no la quieres invitar? –me preguntó.
     Entonces me tomé un momento para pensarlo.
     –Seguro –suspiré.

6:00 P.M.

Me fui de casa de Hunter en cuanto se quedó dormido, ahora estoy en casa de Jade. Listo y andando para invitarla al baile.
     –Hola, Regan, ¿cómo has estado? –me preguntó su papá cuando abrió la puerta.
     Entonces me ofreció su mano y yo la estreché con una gran sonrisa. Una agradable sorpresa que estuviera ahí, la mamá de Jade, como ya había sido antes aclarado, no me agrada. En cambio su papá es un asunto totalmente diferente. 
     –Bien, gracias ¿y usted? –le pregunté.
     –Háblame de tu, hijo, me haces sentir viejo –me dijo y me invitó a pasar–. ¿Jade te estaba esperando? –me preguntó.
     –No, no le avise –le contesté–. ¿Puedo subir a su habitación? –entonces él se me quedó viendo sorprendido–. Tomaré eso como un no –le dije.
     –Eso está estrictamente prohibido mientras yo me encuentre en esta casa –me respondió.
     –Dejaré la puerta abierta si quiere –le insistí.
     –Dije no –me dijo harto y el papá amigable se esfumó.
     –Esto ahora es incómodo –murmuré.
     Entonces Jade bajó las escaleras y me sonrió.
     –No sabía que venías –me recibió con una sonrisa.
     –En la sala, estaré cerca, jovencito –me dijo.
     –Papá… –se quejó Jade.
     –No soy estúpido, se de lo que hablan y en que están pensando, ahora me voy, pero estaré cerca –nos advirtió.
     Y entonces se nos quedó viendo y después se fue de ahí.
     –Siento eso, desde que se enteró de lo de Alexandra está un poco… preocupado sobre el tema, él está completamente convencido de que hemos hecho algo –me dijo.
     –Venía a preguntarte algo –le dije cambiando de tema rápidamente.
     –Pídelo bien esta vez –me advirtió.
     –¿Quieres ir al baile conmigo? –le pregunté.
     Ella enarcó su ceja.
     –No –me respondió.
     Entonces me acerqué a ella.
     –¿Me concede esta pieza? –le pedí. Ella rió y asintió. Entonces puse mi mano en su cintura y con mi otra mano sostuve la suya e hicimos como si estuviéramos bailando, aunque si soy sincero, ninguno de los dos lo estábamos haciendo bien–. Hay una baile dentro de un mes… –hice una pausa–. Sería un honor asistir con usted –dije fingiendo un acento, ella estaba todavía sonriendo–. Y me pregunto…–continué–. ¿Seré yo el afortunado de llevar a esta hermosa dama a la pista de baile esa noche? –le pregunté.
     Ella sonrió aun más, y asintió.
     –Creo, señor, que usted es el afortunado –me respondió, siguiendo la actuación también.
     Le sonreí y me acerqué a ella, claro que la hubiera besado sino hubiera visto a su papá pasar por el pasillo, detrás de Jade, pero se fue rápido y entonces proseguí con el siguiente paso.

Lunes 14
7:50 A.M.

Hoy llegué temprano al colegio porque sé que Meghan llega siempre temprano. Pasé intencionalmente por su casillero, esperando a que me dijera algo como siempre lo hace pero no lo hizo esta vez, así que me detuve unos metros después de haber pasado y retrocedí hasta llegar a su casillero. 
     –¿Tienes pareja para el baile? –le pregunté de golpe.
     Ella me volteó a ver extrañada y vi un brillo en sus ojos: esperanza.
     –¿Por qué? –me preguntó.
     –Sólo quiero saber –le contesté.
     –A menos que me quieras invitar al baile, no te interesa saber –me dijo.
     –En serio, sólo quiero saber –insistí.
     –¿Por qué? –me volvió a preguntar–. ¿Quieres que vaya contigo al baile? –me preguntó. Yo me quedé callado, como lo hice cuando me preguntaron si la invitaría o no. Entonces ella sonrió–. Eso debe significar algo.
     –Nada en absoluto –le mentí.
     –Niégalo, pero estaré libre por si cambias de opinión –me dijo.
     –¿Estarás libre? –le pregunté feliz.
     –Lo estaré –afirmó.
     –Eso está bien, así otros chicos podrán invitarte, porque yo no lo haré –le dije–. ¿Escuchaste? ¡No te invitaré! –le repetí–. Iré con Jade, y punto final –dije en un intento de terminar la conversación.
     –Lo sé, pero no suenas muy convencido con tu decisión –me dijo–. Regan, sigue negándolo, pero mientras más lo haces, más daño le harás a Jade y más te acercarás a mi. Sólo puedes tener a una de las dos y aunque quieras evitarlo, una de las dos  saldrá lastimada.
     Me quedé callado. No es posible preocuparme por alguien a quién había estado tratando de evitar tanto tiempo, aunque, por algún motivo, no puedo negarlo ahora. Ella había ganado, y lo sabe. Pienso en Jade cuando estoy con ella, pienso en ella cuando estoy con Jade. ¿Cómo es eso posible? Eso es lo que Meghan quería.
     –Te quiero –le confesé. Entonces ella sonrió–. Pero a ella... la amo –le aclaré y su sonrisa se desvaneció–. Lo siento –le dije–. Tenía que aclararte eso a ti y a mi.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Meten la pata muy feo (?
Bueno, chicas, me fue muy bien en el concierto! :D Quiero ir otra vez ): Había 50,000 personas. Y a la salida mi prima con su hija se nos perdieron, y entonces tardamos en encontrarla, no miento, más de una hora y media, imagínense, entre 50,000 personas! Pero bueno, fuera de eso todo estuvo muy bien! Cuídense, besos! Gracias por leer el capitulo. (:

5 comentarios:

luciana dijo...

wow!!! me encantoo el cap!
me pone loka lo indesiso q es Regan!!!
pero el amor es asi de confuso!
Me encanto lo q dijo al final!!!!
a vs t kiero pero a ella la amo ♥.♥
me morii... XD
Besos♥"

Anónimo dijo...

me gusto mucho el cap y me gustó lo de: pero a ella la amo.
soy una romanticona asi que...
besos *.* :) +.+

jad dijo...

me gusto mucho el cap, pero yo creo que megan deveria encontrar a alguien mas... y que mas paso en el concierto? cuenta toda la historia!

MeliBee dijo...

Me encanta tu historia y te sigo :)
Espero que Megan no se meta entremedio, ya me cayó medio mal :/
Besos!!

Rommi* dijo...

Jajaja Jade :D mas lo que lo hizo sufrir al pobre xD y el no podía entender como ella le había dicho que no D: jajajaa
pero cuando se lo pidió de verdad estuvo de lo mas tierno :3 aaw! aunque con el papá de ella rondando cerca era un poco incomodo :s xD
Pero ¡que rayos! ¿Porque le preguntan si no invito a Megan? .__. y el más encima lo duda ¬¬' eso es feo! :c y al final... o_O
te juro que casi muero cuando leí solo el "te quiero" fue como WTF! D: pero luego entendí :3 jajajaaj uf! ya me había asustado :|
Regan ama a Jade♥ y Megan no puede interponerse entre ellos ¬¬'

Me alegro que te haya ido super en el concierto :) son geniales!
Saludos ^^